Sobre mí

25 Jan 2019

Soy Steven Esquea y este es mi blog. Me motivé a hacerlo porque tengo intereses un tanto dispersos, me gusta un poco de acá, un poco de allá... Pero la curiosidad y gusto por todas esas cosas me ha llevado a recopilar información, la gran mayoría de ella queda sólo en mi mente, así que pensé en que aquí podría ir escribiendo algo de vez en cuando, alguna cosa que lea, aprenda o que de alguna manera encuentre interesante. Dicen que si a uno le gusta o le sirve algo, probablemente a otro también le gusta o le sirve. Como yo creo que eso es cierto, sean todos y todas bienvenidos y bienvenidas.

En este blog me acompañan todas de mis personalidades; nunca me he podido despegar de ellas. Como son varias, simplemente me limitaré a mencionar un par.

El amante de la ciencia: investigador independiente y amante de la naturaleza en todo su esplendor. Siente una fascinación increíble por la Física. La ve casi como el manual de instrucciones y especificaciones técnicas de todo lo existente, por lo que siempre está dispuesto a profundizar más y más en conceptos e ideas de su interés. Es patológicamente obsesivo, lo que muchos han interpretado erróneamente como obstinación, soberbia e indisciplina, así que han preferido cerrarle las puertas. Lo bueno es que él ha sabido comprender que al negarle la entrada a la madriguera, realmente le han dado la oportunidad de construir una nueva, una que sea suya, que sea mejor que la anterior y hecha a su gusto y medida. Y una oportunidad como estas no la piensa desaprovechar. Algunos creen que es una locura, pero da igual, porque a pesar de todo podrá ser un loco feliz.

El amante del arte: amante de la Música y la Danza, entre otras formas del arte. Ve en el arte, en general, la forma de expresar y transmitir emociones humanas. Aunque siempre le ha gustado practicar algunas formas de arte (o al menos intentarlo), siempre ha tenido el "ligero" problema de la timidez y el pánico, cosa que ha hecho que esas prácticas queden confinadas a un ambiente de soledad, aunque eso no sea algo que le importe mucho. Después de todo, a solas es que logramos concentrarnos más en las emociones que transmite una canción, una danza o una película.